Conservación y servicio


Temperatura de servicio 

El vino no tolera cambios bruscos de temperatura. El enfriamiento debe ser lento y progresivo.

Nunca se colocará en el congelador ni se le añadirá hielo.



Consejos de conservación 

Es conveniente que las botellas descansen horizontalmente.

Para asegurar una correcta conservación, las botellas deberán estar en un lugar oscuro y fresco.

Una vez abierta la botella, el caba debe consumirse lo antes posible, el vino se puede conservar con la botella tapada para evitar que pierda sus cualidades.



El orden del servicio del vino 

La regla de oro a seguir consiste en servir primero los blancos, luego los rosados y posteriormente los tintos más corpulentos. Finalmente, los vinos olorosos los podemos servir en los postres.

  1. Vinos blancos secos, vinos finos y manzanillas.
  2. Vinos rosados, cavas y espumosos.
  3. Vinos tintos jóvenes.
  4. Vinos de crianza.
  5. Vinos de reserva.
  6. Vinos de gran reserva.
  7. Vinos blancos dulces o semi-dulces y olorosos.

En cualquier caso, el orden de servicio de los diferentes vinos puede alterarse gusto.

En el caso de que, durante la comida, se sirviera un único tipo de vino, éste deberá servirse con el plato principal.

También el orden de servicio de los vinos va a guardar relación con el maridaje de los platos que se vayan a servir que, por regla general será:

  1. Pescados y mariscos (vinos blancos secos, vinos finos, manzanillas, cavas y espumosos).
  2. Carnes (vinos tintos jóvenes, vinos de crianza o vinos de gran reserva).
  3. Postres (vinos olorosos y vinos blancos dulces).


Cómo servir el vino 
  1. La botella se sirve siempre de pié, de esta forma la perspectiva es más amplia y se evitan pequeños accidentes que pueden afear cualquier comida.
  2. El vino debe servirse siempre con la mano derecha. Existe una tradición supersticiosa que nos apunta el hecho de que, servir el vino con la mano izquierda, nos acarreará muy mala suerte.
  3. La botella de vino debe inclinarse hacia la izquierda, levantando unos cinco centímetros del borde de la copa.
  4. La copa se tomará con la mano izquierda y se inclinará ligeramente buscando el cuello de la botella.
  5. Si hablamos de copa ancha, se llenará hasta la mitad de la panza de la copa (unos dos centímetros y medio de llenado). Nos referimos al llenado de la copa de vinos tintos.
  6. Los vinos blancos, vinos rosados y cavas se llenan hasta casi el borde.
  7. Los vinos finos se llenan hasta la mitad del catavinos y se sujetan por la parte de la base, no por el tronco.
  8. Al devolver la copa a la mesa, tras el llenado, se tomará el tronco con dos dedos y se agitará circularmente sin levantarla. Tres vueltas son suficientes para airear el vino y conseguir que aflore todo su colorido, sus aromas y, por supuesto, su sabor.

Fuente Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (2006), España. Consultado el 11-1-2009 | www.vinosymas.com








Todos los derechos reservados. Politica de Privacidad.
Almeida Viajes S.L. - CIF: B92545631
Registro Mercantil: Málaga Tomo: 3622 Libro: 2533 Folio: 183 Hoja: MA72109 Inscripción: 1ª Fecha Registro: 01/09/2004